martes, 18 de diciembre de 2012

LU > Vuelo de mascotas

Novela colectiva. 

Cada día se publicará una entrada según el orden de lista y alternando chica-chico:

NATALIA, AITOR, ROCÍO, DAVID F., PATRICIA, DAVID G., ALICIA, VÍCTOR, IRENE J., CARLOS, NÉLIDA, ANTONIO, IRENE M., IVÁN, CELIA, JB.


Las entradas (entre diez y treinta líneas) adoptarán la forma de correo electrónico entre dos personas (Toni y Cris) que se han conocido en un foro de mascotas y que deciden comunicarse en privado para comentar algún aspecto problemático acerca de otro forista un tanto polémico, cuyas opiniones sobre  lo que él considera maltrato a los animales (en concreto, opina que es casi un crimen tener un perro en un piso de sesenta metros cuadrados) les parecen demasiado radicales. A partir de ahí, la comunicación se irá ampliando a otros aspectos de su vida.

Toni, extremeño de origen, trabaja en una agencia de turismo en Barcelona. Comparte piso con un antiguo compañero de estudios que da clases en un colegio de primaria. Su vida sentimental hasta ahora ha sido bastante anodina. No suele comprometerse demasiado en ese aspecto, por pereza o por inseguridad. Se considera atractivo, aunque una leve tartamudez le acostumbró a ser prudente. Le gusta salir a correr o a montar en bici acompañado de su labrador canadiense.

Cris siempre ha vivido en Vigo, donde llegó a ser subcampeona de España de natación en cincuenta metros mariposa. Una lesión le impidió alcanzar las metas que había soñado. Es profesora de gimnasia en un centro municipal, donde imparte clases de mantenimiento a jubilados. Por las tardes, entrena a un grupo de nadadoras que apuntan a un futuro prometedor, sobre todo una de ellas. Vive sola en un pequeño apartamento algo descuidado pero confortable que comparte con su husky. Suele comer con su familia los domingos, y a diario recibe una llamada de su madre para hablar de esto y aquello. De su vida íntima se sabe poco, sobre todo desde que una antigua relación se vino abajo a consecuencia de su lesión. No obstante, no se puede decir, ni mucho menos, que sea una persona frustrada; de hecho, se mantiene muy activa y participa en distintas iniciativas de tipo social, a las que dedica cuatro o cinco horas semanales. Sale poco, pero por disciplina intenta dejar una noche libre cada dos semanas para compartirlas con sus amigos de toda la vida.

Hasta aquí el contexto en que se asienta el relato. El objetivo, a partir de ahora, es mantener viva una relación epistolar que irá ampliando sus círculos de interés hasta que fructifique en una relación amistosa o afectiva, para lo que necesitaremos como mínimo un par de meses 'virtuales'. Los dos personajes se enviarán correos cada tres o cuatro días (aunque 'nosotros' escribiremos a diario) y, al cabo de esos dos meses (primer ciclo de entregas, es decir, dieciséis correos, ocho más ocho), podrían conocerse personalmente en Vigo o en Barcelona.

A partir de ahí, replantearemos la continuidad del relato.

El desafío fundamental es mantener la coherencia y el tono de la novela, lo que nos obligará a controlar las demandas de nuestros impulsos. Habrá, pues, que revisar mucho lo que escribimos, para no salirnos del cauce establecido previamente y para evitar que la novela se atasque o se vaya por los cerros de Úbeda. Tampoco podemos caer en la trampa de controlarlo todo tanto que finalmente el resultado sea demasiado neutro o aburrido. En cualquier caso, el objetivo básico es abrir caminos al desarrollo futuro de la trama sin romper el estilo ni la coherencia.

Así pues, cada día tendremos una nueva aportación. Previamente, se pueden dedicar cinco minutos en clase para perfilar la entrada del día. Durante las vacaciones podéis 'reuniros' en un foro paralelo que abriremos aquí mismo con el título 'Vuelo de mascotas: la cocina'.

Si os parece, empezamos el jueves veinte de diciembre.

52 comentarios:

  1. Hola Toni;

    Te preguntarás por qué te escribo por aquí; lo cierto es que no aguanto a Manolo69, el otro chico del blog que no hace más que decir tonterías y barbaridades. Ayer por la noche sin ir más lejos contó que ya no sabía qué hacer con su perro pues le quitaba mucho tiempo y estaba cansado de cuidarle, y lo más increíble, que había crecido mucho. Yo me puse de los nervios porque creo que cuando decides tener una mascota es para ocuparte de ella y para darle todo el cariño posible y si dice que ha crecido que se hubiera comprado un yorsay y no un pastor alemán.

    Por otro lado, dejando atrás el trato hacia su perro, su actitud es de lo más irritante y déspota. Su forma de hablar, de dirigirse a la gente del blog es muy altiva y cínica. Jamás me iría con él a tomar un café o a dar un paseo por la playa con los perros.
    ¿Estás de acuerdo conmigo? Y por cierto, ¿tú que perro tenías?

    Un saludo, Cristina.

    ResponderEliminar
  2. Hola Cristina:
    Perdona por no haber contestando antes, el viernes después de salir de trabajar tuve que llevar a mi perro al veterinario para ponerle una vacuna y no me dio tiempo a coger el ordenador.

    Sí, estoy totalmente de acuerdo. El tal Manolo69 quiere muy poco a su perro y la verdad es que no entiendo esa mentalidad. Los perros aportan felicidad, la llevan dentro. Yo a mi perro, me vas a llamar loco, pero le trato como si fuera un ser humano y no duerme en mi cama porque la llena de pelos. Todas las mañanas mi labrador me mira con mirada risueña y yo siempre le digo ¡buenos días! y el empieza a menear al cola, es una maravilla.

    Creo que deberíamos echarle del foro o crearnos nosotros uno nuevo donde no aparezcan esta clase de personas ¿qué te parece?

    Un saludo. Toni.

    ResponderEliminar
  3. Hola Toni.
    No te preocupes por la tardanza, como podrás comprobar yo tampoco he sido muy puntual.

    Comparto tu visión, yo desde niña me he criado con animales y los he considerado parte de mi familia. Bueno no te puedes imaginar lo que lloré cuando murió mi primer perro. Llevaba mas años que yo en la familia, era como un hermano mayor ja ja. Por eso estoy de acuerdo contigo este Manolo no sabe apreciar a su perro pero en fin, hay gente de todo tipo en este mundo. De todos modos estos días no voy a tener mucho tiempo para dedicar en foros. Este mes es el campeonato regional de natación aquí en Vigo, y estoy muy atareada con los entrenamientos. Tengo la esperanza puesta en una de mis alumnas. Es curioso pero veo un potencial en ella que me hace recordar al que tuve yo en algunos tiempos. E aquí la causa de mi demora en contestar, te pido perdón.

    Aquí te adjunto una foto de mi perra y yo. Espero que te guste. Saludos de las dos. Cris.

    ResponderEliminar
  4. REVISIÓN

    Hola Toni.

    No te preocupes por la tardanza, como podrás comprobar yo tampoco he sido muy puntual.

    Comparto tu visión, yo desde niña me he criado con animales y los he considerado parte de mi familia. Bueno, no te puedes imaginar lo que lloré cuando murió mi primer perro. Llevaba más años que yo en la familia, era como un hermano mayor ja ja. Por eso estoy de acuerdo contigo: este Manolo no sabe apreciar a su perro, pero en fin, hay gente de todo tipo en este mundo. De todos modos, estos días no voy a tener mucho tiempo para dedicar en foros. Este mes es el campeonato regional de natación aquí en Vigo, y estoy muy atareada con los entrenamientos. Tengo la esperanza puesta en una de mis alumnas. Es curioso pero veo un potencial en ella que me hace recordar al que tuve yo en algunos tiempos. He aquí la causa de mi demora en contestar, te pido perdón.

    Aquí te adjunto una foto de mi perra y yo. Espero que te guste. Saludos de las dos. Cris.

    ResponderEliminar
  5. Hola Cristina.

    No te preocupes por la tardanza, la verdad es que yo también estoy bastante liado con el trabajo. No sé si ya te lo he comentado, pero trabajo en una agencia de viajes y estas fechas son las más ajetreadas.

    Por cierto, ¿qué tal van esos entrenamientos?, ¿los ves preparados? No me esperaba que te interesara tanto el mundo de la natación, y ¿cómo es que ya no sigues compitiendo?

    Sobre el tema de los perros, yo también lo pasé fatal cuando murió mi primera perra, se llamaba Laika y era un bulldog, éramos inseparables ya que crecimos juntos.

    La verdad es que tenemos un montón de cosas en común, compartimos opiniones y me siento muy a gusto hablando contigo salvo el tema de la natación del que no estoy muy al día, pero contigo seguro que voy aprendiendo.
    Bueno, que no te he preguntado, ¿de dónde eres? Yo soy de Barcelona aunque nací en un pequeño pueblo de Extremadura.

    Espero que todo vaya bien y poder saber de ti pronto.
    Un saludo desde Barcelona. Toni

    ResponderEliminar
  6. Hola Toni.

    Anda, a mi me encanta viajar, así me podrás hacer descuentos, ¿no? Ja ja.

    Bueno, hay de todo, pero confío en que las cosas salgan bien, entrenamos bastante y a veces muy duramente, así que yo tengo fe en que podamos ganar. No compito porque... es muy duro para mi, pero me lesioné y tuve que retirarme, pero me gustaba tanto este deporte que tenía que seguir en él de algún modo.

    A mi me pasa lo mismo, me siento muy a gusto hablando contigo, y por lo de la natación no te preocupes que yo te enseñaré todo lo que quieras.
    Pues yo soy de Vigo, un sitio precioso, por cierto. ¿Cómo es que te mudaste? ¿Por cambiar de aires o por otra cosa?

    Todo bien, y lo mismo digo.
    Un saludo. Cristina.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Hola Cristina

    jaja, la verdad es que en estos tiempos que corren hay unas buenas ofertas de viajes, así que cuando las necesites te las comentaré, no te preocupes por ello.

    Siento muchísimo que te lesionaras, seguro que eras muy buena, pero me alegro de que sigas trabajando en lo que más te gusta.

    La verdad es que me mudé sobre todo por motivos de trabajo, ya que en Barcelona es más fácil buscarte la vida, además, me habían hablado muy bien de esa ciudad y cuando fui me gustó tanto que me quedé. Aquí la vida me va muy bien, comparto piso con un amigo mío de la infancia que trabaja de profesor en un colegio de Barcelona con el que tengo una gran relación; y en mis ratos libres me encanta emplearlos saliendo a correr y montando en bici con mi labrador.

    ¿A ti que te gusta hacer?, ¿sueles salir?, ¿viajar? Me gusta mucho que hablemos por aquí, espero tu respuesta. Un saludo, Toni.

    ResponderEliminar
  9. Hola Toni;

    Tranquilo, no pasa nada. Cada día me arrepiento menos de haber tenido aquella lesión, porque gracias a dicha circunstancia he podido conocer a una chica que, como ya te dije, tiene un gran potencial. Se llama Olga y confío mucho en ella. Sé que puede conseguir todo lo que se le ponga por delante.

    Me alegro mucho de que te vaya tan bien.
    Pues a mí me gusta participar en distintas iniciativas de tipo social, a lo que dedico más o menos unas tres o cuatro horas por semana, ya que no me queda mucho más tiempo libre, porque entre las clases que doy por las mañanas de mantenimiento a jubilados y los entrenamientos…además necesito tiempo para descansar y, sobre todo, para dedicárselo a mi perrita. No suelo salir mucho, pero siempre intento dejar alguna noche libre para salir con mis amigos. Y en cuanto a lo de viajar, normalmente solo viajo por cuestiones de trabajo, dependiendo de dónde sean las competiciones. ¿Y tú qué? ¿Has viajado alguna vez? ¿Te gusta salir con tus amigos?

    A mi también me gusta mucho que hablemos por aquí, no me arrepiento de haberte enviado aquel primer mensaje.
    Un saludo.Cristina.

    ResponderEliminar
  10. Hola Cristina.

    Me alegra mucho pensar que la vida te sonríe. Me encantaría conocer algún día a tu alumna, por cómo me hablas de ella, estoy seguro de que algún día ganará muchos campeonatos.

    Respondiendo a tu pregunta, no, no suelo viajar demasiado, pero como ya te dije, me mudé cuando era muy joven a Barcelona debido a que estoy estudiando magisterio, por ese motivo, tuve que dejarlo con mi novia.
    Por lo que veo tenemos muchas cosas en común, no suelo salir mucho debido a que trabajo en un restaurante, tengo una vida muy ajetreada como verás, por lo que suelo salir los jueves, debido a que mi compañero trabajo los fines de semana.

    Estoy encantado de hablar contigo, cada tarde abro mi correo esperando un nuevo mensaje tuyo.
    Un beso, Tony.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¿Quién ha dicho que trabaja en un restaurante?!

      Eliminar
  11. Hola Toni:

    jaja si, no dudes que lo hará, es la mejor alumna que he tenido hasta ahora, estoy segura de que llegará muy lejos.

    ¿En serio? ¿También estudias magisterio y trabajas en un restaurante? ¡Madre mía! y ¿Cómo haces para compaginar dos trabajos y una carrera? Tiene que ser muy estresante...

    Sí, eso me dijiste, que eras de.. ¿Extremadura, no?
    Siento mucho lo de tu novia, pero bueno, no te preocupes, seguro que pronto encuentras a alguien.

    A mi también me encanta hablar contigo, asi que espero tu respuesta.
    Un beso, Cristina.

    ResponderEliminar
  12. Hola Cristina:

    Espero que te vaya muy bien con tus alumnas y hayan tenido importantes progresos,estoy seguro de que han avanzado mucho gracias a ti. Recuerda que trabajo en una agencia de viajes y que si tu y tus alumnas necesitáis desplazaros a sitios lejanos para acudir a las competiciones puedo ofreceros a un precio muy económico las mejores ofertas,me encargaría personalmente de organizarlo y no me supondría ningún problema.

    La verdad es que es estresante y saco tiempo de donde no hay,pero soy una persona muy organizada y trabajadora que esta acostumbrada a la presión del trabajo.Y lo de mi novia ya lo superé y hasta hace poco solo tenía espacio para los trabajos y la carrera,pero he tenido la oportunidad de conocerte y me pareces una persona muy agradable,me gustaría quedar contigo pronto y que no perdamos el contacto.

    Un beso,Toni

    ResponderEliminar
  13. Hola Toni:

    Sinceramente no me puedo quejar con el rendimiento de mis alumnas en los entrenamientos, se nota que están muy motivadas y tienen muchas ganas de seguir adelante y de lograr lo que se proponen;para eso estoy allí, para animarles y que juntos con esfuerzo logremos nuestro propósito. Se nota que les gusta mucho el deporte tanto como a mi y eso me anima más para seguir con mi trabajo.

    ¡Vaya! se nota que eres una persona muy responsable y eso me gusta. Yo tampoco tengo mucho tiempo libre y uno de los pocos tiempos que tengo me dedico a leer y responder tus email.

    Me alegro de que hayas superado lo de tu ex novia, eso quieras o no te ayuda a seguir adelante y no es una ruptura fácil de olvidar, muchos ánimos.

    Me alegro de que tengas una buena impresión de mi, tu también me resultas una persona agradable, de hecho voy a aceptar quedar contigo aunque me gustaría saber más de ti. cuéntame, antes de mudarte a Barcelona ¿ya eras independiente?, si mal no recuerdo me dijiste que eras hijo único. y tus padres ¿viven también en Madrid?

    un beso,Cristina

    ResponderEliminar
  14. Hola Cristina:

    Me alegro mucho de que tus alumnas progresen muy bien espero que puedan ganar alguna prueba y darte alguna alegría.

    Respondiendo a tu pregunta, mis padres son extremeños de un pequeño pueblo de Badajoz pero a mí lo que me gustaba era viajar y por eso decidí venirme a vivir a Barcelona. Aquí vivo con mi amigo Rafa pero está siempre en la universidad o trabajando, el que más compañía me hace es mi perro jaja.

    Me hace mucha ilusión que también quieras verme, ¿Crees que será pronto?
    Un beso, Toni

    ResponderEliminar
  15. Hola Toni;

    Siento escribir a estas horas, pero ha venido mi familia a verme y no me han dejado sentarme ni un momento. La verdad que hoy ha sido un día muy ajetreado, tuve que llevar a la perra al veterinario, por lo visto ha comido algo en mal estado y no ha parado de vomitar; luego, apareció mi madre por sorpresa en la puerta de mi casa con un bizcocho de chocolate y detrás de ella toda mi familia. Hoy es mi santo y yo no lo sabía, mi cara fue todo un poema, que vergüenza pasé. Al rato de que se marcharan, me llamó mi vecina para que la acompañara a hacer la compra, la pobre es algo mayor y está un poco sola, así que aproveché el viaje para ir a comprar algunas cosas que me hacían falta.

    Respondiendo a tú pregunta y por muy sorprendente que te parezca, ya tengo día para las competiciones. Son dentro de cuatro semanas, el día 29 de marzo, así que, espero que me hagas esos descuentos que tanto me prometiste y así vernos y tomar algo juntos. Me encantaría que pudieras.


    Esperaré tu respuesta ansiosa.

    Buenas noches. Un beso, Cristina.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina:

      No te preocupes, felicidades por lo de tu santo, no sabía nada. Ando un poco liado estos días por tema de trabajo y tal, perdón por no contestar antes.

      Estaré encantado de buscarte la mejor oferta para que puedas venir a un precio razonable, quiero verte pronto. Por supuesto que tomaremos algo, conozco un sitio por aquí que te va a encantar y es bastante tranquilo para hablar.

      Espero que las competiciones salgan bien, eres una gran entrenadora, no hay duda de que tus alumnas ganarán.

      Espero que todo vaya bien por allí y nos vemos pronto. No te olvides de mí. jaja

      Un beso, Toni.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Hola Toni:
      Siento no haber contestado antes pero no he tenido tiempo de sentarme al ordenador. Estas semanas se me han pasado volando, mi madre se puso enferma y tuve que cuidarla durante unos días y por si fuera poco a una de las chicas le dio un ataque de ansiedad porque la competición es ya dentro de un par de días.
      Al final la asociación se encargó de organizar el viaje, pero muchas gracias por la oferta, intenté convencerles para usar tus descuentos pero no se fiaban de alguien que no conocían, en fin…
      Ese sitio suena genial, podemos ir a tomar algo antes de la competición, que puedes venir a ver si quieres. No puedo quedar después porque le prometí a Olga que si ganaba la llevaría a comer al terminar, espero que no te importe. Como tengo la seguridad de que conseguirá el primer premio, ¿me podrías recomendar algún sitio por ahí cerca para llevarla? Así que si quieres podemos quedar el día de antes por la noche que ya estaré ahí y cenamos.
      ¿Olvidarme de ti? Imposible. Parece una tontería pero hablar contigo consigue que sonría aunque estuviera teniendo un mal día. Espero que tu sientas lo mismo.
      Besos, Cristina

      Eliminar
    4. Eran las nueve y diez de la noche. Toni miraba insistentemente hacia la entrada. El local estaba aún semivacío, lo que parecía incomodarle. Pidió un aperitivo para acompañar la espera. Dos minutos más tarde cruzó la puerta una chica de aspecto deportivo que barrió de un vistazo todo el restaurante. Su mirada se cruzó con la de Toni. Dudaron ambos unos segundos, pero enseguida se reconocieron.

      -¿Eres Toni?

      - Eso parece. Tú eres Cristina, claro. Eres más alta de lo que imaginaba.

      - Ya ves. Oye, perdona, me he retrasado un poco, ¿eh? –se disculpó.

      Un poco azorada aún por las prisas, recogió el comentario de Toni, medio en broma:

      - No sé cómo me imaginabas, pero la verdad es que tomé muchos yogures de niña.

      - Claro. Ya me lo decía mi madre: “Tómate el yogur, que no vas a crecer”. Y mira.

      - Bueno, tampoco estás nada mal, ¿eh?

      Entre comentarios amables, se acomodaron en la mesa y pidieron un par de pizzas con ensalada para ambos. Desde el primer momento se percibía una clara sintonía entre los dos. La conversación fue resbalando por los temas que les eran comunes: sus perros, el trabajo, la familia, el motivo del viaje y el gran momento de forma de Olga, que venía dispuesta a ganar la prueba de cien metros libres. Toni pidió tinto del Penedès para acompañar la comida. Brindaron por ellos y por el triunfo de Olga.

      -La verdad es que está para ganar –aseguró Cristina-. He seguido un poco a las rivales, y todas están haciendo tiempos peores que ella. Claro que… una cosa es el entrenamiento y otra la competición. Intervienen muchos factores.

      - Lo importante es que esté tranquila y segura de lo que puede hacer –añadió Toni-. ¿Es nerviosa?

      -¿Olga? –preguntó Cristina-. Para nada. Se comporta casi como si tuviera veinte años, en vez de los dieciséis que acaba de cumplir. Ya lo verás cuando la conozcas: tiene un aplomo que para mí hubiera yo querido cuando tenía su edad.

      -Pues no te imagino yo como un manojo de nervios. Siempre me has parecido una chica segura de ti misma.

      Eliminar
    5. Bebieron de nuevo para acompañar la pausa en la conversación.

      -Bueno –reconoció Cristina-. De todo hubo. Lo que está claro es que con Olga no puedo arriesgarme a echarlo todo a perder por los nervios. Bueno, ni por los nervios ni por nada.

      -¿Se juega mucho, ¿no? –insinuó Toni.

      -Y tanto que se juega. No puedo permitirme fallar. Ahora no.

      - Por lo que veo, por tu parte no va a quedar. Por cierto, ¿te gusta la pizza?

      -Buenísima. La base es muy ligera, como a mí me gusta. No puedo con las pizzas que yo llamo ‘de mazacote’

      Cristina aprovechó la pausa para limpiarse. Luego se acercó la copa a los labios con cierta coquetería no exenta de carácter. Por el brillo de la mirada, parecía que empezaba a sentirse ligera. Toni le preguntó si podía hacerle una foto, a lo que ella asintió con una sonrisa. Después, él aprovechó para dejar el móvil sobre la mesa con la grabación de audio activada. Cristina seguía hablando con entusiasmo.

      - Lo que te decía –añadió- Con Olga no estoy dispuesta a fracasar.

      - Supongo que eso te obliga a controlarlo todo –apuntó Toni.

      - ¡Y tanto! Alimentación incluida; aunque, en ese sentido, lo tengo fácil, porque Olga es muy disciplinada.

      - Lo que pasa es que a veces la alimentación no basta. Lo hablamos a menudo en el gimnasio. Ya sabes, suplementos, ayudas extra…

      - El tema de siempre –reconoció Cristina con algo de complicidad-. Las ayudas extra, sí. Eso, como todo, hay que saber controlarlo.

      - Me imagino; aunque a veces no queda otra, ¿no?

      - Ya te digo –confirmó ella con una sonrisa un tanto ambigua-. Tienes una supercampeona en tus manos y todo se puede ir al traste porque la rival más dura se anda poniendo no sé que. Entonces no puedes mirar para otro lado, tú me entiendes.

      - Perfectamente –subrayó Toni-. Estoy totalmente de acuerdo. El que algo quiera algo le cuesta, me decían de pequeño.

      - Es que el mundo es como es. El tema está en que tienes que ser cuidadosa para no pasarte –recalcó al tiempo que apuraba la última copa-. Y en esas estamos, qué te voy a contar.

      Cristina cortó en seco la frase y miró el reloj, como si hubiera entendido de repente que el vino y la buena sintonía con Toni la habían llevado más lejos de lo aconsejable. Cambió de tema.

      -Bueno, ¿nos pedimos un postre?

      -Estaba a punto de proponértelo –Toni interpretó que el asunto estaba zanjado-. Te aconsejo la crema catalana. Aquí les sale muy rica, al menos eso dicen ellos –ironizó-.

      -Tú lo que quieres es cebarme, ¿no? –dijo Cristina, entre risas un poco forzadas-. Pues acepto.

      - Ya verás cómo me vas a dar la razón. Yo voy pedir lo mismo.

      La conversación se fue animando de nuevo mientras esperaban el postre. Cuando al fin llegó, se hizo un silencio sagrado que solo se rompió con la última cucharada.

      -Pues tenías razón –reconoció Cristina- Me estoy pensando si repetir…

      - No te arrepentirás –insinuó Toni.

      - Quita, quita, ya está bien. ¿Me llevas al hotel? Quiero hablar un ratito con Olga antes de que se acueste.

      -Eso está hecho.

      Pagaron y se dirigieron a la salida. Para quien no los conociera, se diría que eran una pareja con varios años de rodaje.

      Eliminar
    6. Las gradas del polideportivo Arsenal de Barcelona parecían temblar en la entrega de premios del vigésimo campeonato de natación cadete femenino de España. Aplausos, gritos, llantos, emociones…la alegría se palpaba en el ambiente al ver a chicas como Olga que cumplían su sueño con tan solo 16 años. La joven obtuvo el mejor tiempo en cien metros mariposa por lo que obtuvo el primer puesto, consiguiendo entonces la ansiada medalla de oro. Se la colgó en el cuello y se hizo numerables fotos para recordar aquel maravilloso momento. Olga no podía creer lo que estaba sucediendo y como si de una realidad imaginaria se tratara, se pellizcaba en los brazos y en las mejillas a la vez que sus ojos derramaban una gran cantidad de incontrolables lágrimas.
      De repente, sintió un fuerte estrujón por los costados de su cuerpecito atlético. Era Cristina, eufórica y muy emocionada por la gloriosa victoria que tuvo su pupila. La abrazó con tanta fuerza que la niña tuvo que pedirla en un tono cariñoso y risueño que la soltara o la dejaría sin respiración.
      -Estoy realmente orgullosa de ti pequeña, por fin has cumplido tu sueño y gracias a ti he cumplido el mío, después de tantos años…gracias- susurró Cristina entre lágrimas.

      -Tú has sido quien me ha convertido en lo que soy; mis ganas y mi fuerza se deben a ti. Espero que en todas mis victorias obtenga este gran abrazo como recompensa.

      -Me siento muy afortunada de tenerte a mi lado, y te prometo que te acompañaré en cada fase del camino para alcanzar el más alto de los triunfos. Te quie…

      -Perdón si interrumpo algo pero, ¿Hay un sitio para mí? ja ja –interrumpió una voz desconocida aunque un tanto familiar para Cristina-.

      Cristina se dio la vuelta para poder reconocer aquella voz que tanto le sonaba. No pudo disimular su expresión de asombro por el acontecimiento tan inesperado que acababa de suceder. Mientras, se secaba las lágrimas con las mangas de su preciado chándal de la Selección Gallega de Natación; y entre titubeos le respondió:

      -¿T…T…To…Toni? ¿Qué… haces t…tú…por aquí? Qué gran sorpresa, no me lo puedo creer.

      Pues ya ves–reía-. Decidí pasarme para ver el gran talento de esta campeona. Tenía mucha curiosidad por descubrir su destacado talento. Y siendo realmente franco, me has dejado boquiabierto señorita. Cristina me habló muy bien de ti pero verlo con tus propios ojos es diferente. Estarás muy satisfecha ¿verdad? Este es seguro el comienzo de una gran carrera deportiva, ya verás - dirigiéndose a la joven Olga en un tono que mostraba demasiada simpatía-.

      Eliminar
    7. ( Como ya he dicho en la otra entrada, me dí cuenta ayer cuando fui a leer el comentario de Aitor que no se había publicado mi segunda parte asique he tenido que reelaborarla)

      ¿Ah si? ¿Qué te ha contado? Espero que nada malo-añadió Olga mientras reía-. La verdad es que este año ha sido muy duro, tanto para ella como para mí. Aunque no puedo estar más contenta de tenerlo por fin entre mis manos-señalando a su hermosa copa- después de que el pasado año, Madrid me arrebatara el primer puesto.
      -¿De verdad?-exclamó Toni mirando de reojo a su amiga Cristina-Eso no me lo dijiste ¿eh? Bueno pero lo has conseguido eso es lo que importa. Has hecho un tiempo magnífico con gran diferencia al de las demás ¿Cómo lo haces? Es realmente sorprendente a tu edad, tienes un físico excelente.
      Las palabras de Toni no tuvieron que sentar bien a Cristina. Su rostro mostraba expresión de extrañeza y desconfianza. No comprendía a qué venía esa confianza y más con su niña. Sin embargo, Olga parecía fascinada e hipnotizada con Toni. Asique, por lo pronto, Cristina decidiría cortar el tema de raíz recordándole a la pequeña que se las hacía tarde y debían acudir a la cita con sus familiares y amigos.
      -Mi estómago no para de gritar que necesita comida. Ha sido un día muy duro e intenso asique vamos a recargar las pilas muchachita que ya es muy tarde.
      - ¡Y por cierto! Dame la dirección del GPS que a mí se me acaba de agotar la batería.
      Tras unos minutos, Cristina volvió a reincidir en que la joven se diera prisa:
      -¿Lo encuentras señorita? A este paso nos dan las uvas…
      -No Cris, la tenía apuntada en el móvil pero no lo encuentro. Está todo hecho una leonera.
      - No te preocupes, coge el mío y llámate-respondió Toni con una sonrisa- Va a ser mucho más rápido que si andáis trasteando por ahí.
      El móvil de Olga se escuchó entre todo el meollo de ropa y los complementos de ducha. Después, una vez hubieron cargado la bolsa en el antiguo seat córdoba, Cristina y Olga se despidieron de Toni. Él le recordó a Cristina que ya hablarían más tranquilamente y que cuando quisiera no dudara en escribirle.
      Los coches se alejaron en direcciones contrarias. Los tres dejaron asomar los brazos por sus ventanillas en señal de despedida.

      Eliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina:

      ¿Qué tal el vieja de vuelta? Como ves no he tardado mucho en iniciar el correo, tenía unas ganas locas de volver a hablarte. El fin de semana que pase contigo fue como aleteo de un colibrí, rápido y efímero. ¿Lo breve si bueno dos veces bueno no? Me gusto mucho nuestra cita, fue muy agradable, ¡Quiero repetir la crema catalana! Pareceré un pesado pero disfrute mucho y me lo pase muy bien. ¿Espero que tú también lo pasaras bien? Y a ver si podemos volver a quedar en un futuro cercano.

      Supongo que seguirás contentísima con el triunfo de Olga, pero tengo que decirte una mala noticia, parece que cuando todo va a mejor siempre hay algo que se estropea. Me han despedido del trabajo… Siento decirte esta noticia, pero estoy realmente frustrado. Tenía un futuro estable, sin sobresaltos, todo iba sobre ruedas. Mi jefe cree que soy poco eficiente, que no atraigo a clientes, que mi rendimiento es bajo y hasta seguro que le caigo mal. Voy a entretenerme estos días con mi compañero piso, seguro que con el mejorara mi ánimo, es un fiera. Con todo esto soy optimista y confió en que vuelva a tener trabajo pronto o eso espero.

      Bueno, lo dicho ha sido una alegría poder verte después de tantos correos mandados.

      Un saludo.
      Toni.

      Eliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  19. Toni :)
    Yo también me lo pasé de lujo, fue sencillo pero muy divertido el día a tu lado. Ademas es cierto que noto que conectamos muy bien, de a ratos me da la estúpida sensación de que nos conocemos desde hace mucho tiempo. ¡Qué cosas eh! Confío en que nos veamos pronto, si, porque yo también tengo ganas.
    En cuanto a lo de tu trabajo, no sabes cuanto lo siento. Son momentos complicados y da la sensación de que todos pendemos de un fino hilo. Ojala cambien las cosas por que esto va pareciendo, cada vez más, el tercer mundo... lamentable. Cuenta conmigo si necesitas ayuda (dentro de lo que pueda claro je je).
    Un fuerte abrazo, cuídate amigo.

    ResponderEliminar
  20. Cristina :)
    ¡Que bien saber de ti tan pronto ! Justo esta mañana me he acordado de ti, no te vas a imaginar lo que me ha traído mi compañero de piso para animarme un poco, ¡si!, crema catalana, que por cierto, que seguro estaba de que te encantaría, y que razón tenia ¿verdad?
    Como me encantaría repetir ya ese día contigo, y me da la impresión que no va a pasar mucho tiempo hasta entonces.
    Bueno, ¿qué tal van las cosas por allí?, ¿algo nuevo?
    Por aquí la verdad es que todo sigue igual de deprimente y frustrante. Y de echo si necesitaría que me hicieras un pequeño favor económico, siempre que puedas claro porque ya me imagino que esas ayudas extras para tu súper campeona serán bastante caras y más teniendo en cuenta que tendrás que apañartelas para comprarlas sin que nadie de su alrededor se entere porque en ese caso tendríais las dos un problema bastante grave, pero sobre todo tú, y por supuesto yo no quiero eso. Bueno, yendo al grano, estaríamos hablando de unos ochocientos euros, ya sabes el alquiler y necesidades básicas...
    Ya sé que todos estamos pasando por un mal momento y que no esta la cosa como para pedir, pero yo te lo devolvería lo antes posible. Estoy echando muchísimos curriculum por toda la ciudad y en cuanto por fin consiga un trabajo te devolveré el dinero sin falta.
    Bueno, gracias de antemano, si tu necesitas algo no dudes en pedírmelo, ya sabes, los amigos están para todo esto, desde guardar un pequeño secreto hasta ayudarse económicamente. Espero que por allí valla todo bien y me encantaría saber de ti pronto. Un fuerte abrazo amiga (;

    ResponderEliminar
  21. Hola Toni,
    siento haber tardado en contestar, he estado ocupada, aún con la victoria de Olga, no podemos parar de entrenar, y estos días hemos estado a tope para que no baje del lugar más alto del podium la próxima vez que compita. Me parece genial, me encantaría repetir cuanto antes esa crema catalana, ¡y sobre todo verte a ti de nuevo!
    Las cosas van bien, como ya te dije, entrenando, pero daré un descansillo a Olga, que también se lo merece.
    Respecto a lo de ayudarte con el dinero, no te preocupes, te lo puedo dejar, siempre y cuando me lo devuelvas, a ver si te lo vas a quedar, eh... jajaja es broma, confío en ti y sé que me lo devolverás. ¿Lo estás pasando muy mal? Si necesitas cualquier otra cosa no dudes en decírmelo, y mucha suerte con tu búsqueda de trabajo. Me has dejado un poco de mal cuerpo al contarme esto, la verdad, así que espero que me contestes pronto y que estés bien. Un abrazo amigo :)

    ResponderEliminar
  22. Cristina !! =)

    No te preocupes, yo también he estado ocupado, ya que como te dije sigo echando currículos por toda la ciudad. Ojala me llamaran de algún lado.

    En cuanto tengas un poco de tiempo libre me gustaría que nos volviéramos a ver y así poder volver a disfrutar de tu agradable presencia.

    En cuanto a la ayuda económica, no tengo palabras para agradecértelo de verdad. Me ha sorprendido mucho que accedieses a dejármelo tan rápido y eso a la vez me ha hecho sentir algo muy bonito hacia ti. Debería haber más gente como tú.

    Si pudiera ayudarte en cualquier cosa por favor no dudes en decírmelo.
    Muchas Gracias y espero ansioso tu contestación. Un beso

    ResponderEliminar
  23. Hola Toni:

    Espero que encuentres pronto trabajo, te deseo mucha suerte.

    En cuanto a lo de quedar, me apetece un montón, pero ahora Olga está con la tontería correspondiente a su edad y la noto muy despistada, sinceramente creo que es un asunto de chicos…en fin, ya sabes, todos hemos pasado por esa etapa jajaja. Y, como ya te dije, tengo que estar muy pendiente de ella para que no se descentre y pueda estar igual o más preparada para las siguientes competiciones.

    Te voy avisando, pero con su tan buena disposición avanzaremos mucho en poco tiempo, y para dentro de muy poquito podremos volver a vernos.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  24. Hola Cris.

    Es lógico que Olga pase por ese tipo de situaciones, como tú dices, todos la hemos pasado, incluida su entrenadora, jaja.

    Muchas gracias, la verdad es que necesito toda clase de suerte para poder encontrar trabajo con esta crisis, ¿te acuerdas de que me dijiste que si necesitaba cualquier otra cosa te pidiera ayuda? bien... puede que te parezca extraño pero los ochocientos euros que me dejaste ya me los he gastado, y como yo he sido un muy buen amigo contigo, habiéndome callado tu “pequeño secreto”, había pensado que no te importaría dejarme un poco más. Estaríamos hablando de una cantidad un poco superior, unos mil seiscientos euros, que supongo que con el dinero que ganasteis en la competición es muy poco. Espero que no te suponga ningún problema.

    Un saludo de tu amigo, Tony.

    ResponderEliminar
  25. Hola Toni.

    Ojalá tengas suerte y lo encuentres pronto, porque tal y como están las cosas hoy en día no es nada fácil.

    Me gustaría ayudarte, pero ya te dejé los ochocientos euros, yo también tengo muchos gatos, especialmente con lo de Olga, y mil seiscientos euros es demasiado dinero. Lo siento mucho, pero no va a poder ser.

    Te agradezco de verdad que hayas guardado mi secreto, pero aún así no voy a poder ayudarte esta vez, no puedo estar dandote dinero siempre que me lo pidas. Espero que lo entiendas.

    Un saludo, Cristina.

    ResponderEliminar
  26. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. Hola Cris.

    Tienes razón la situación en la actualidad no es fácil y por eso me va a costar mucho guardar tu secreto,no eres la única persona que tiene problemas económicos y en estos momentos lo necesito mas que tu.Como podrás comprender estoy en una situación muy complicada y mi única salida es que colabores conmigo,siento muchísimo que las cosas sean de esta manera,pero es que no tengo ninguna otra opción.

    Estoy seguro de que si te lo piensas mejor,encontraras la solución a mi problema y no tendrás de que preocuparte,espero tu respuesta lo mas pronto posible para ir entrando en detalles.

    Un beso de tu gran amigo,Toni.

    ResponderEliminar
  29. Hola Toni.

    La idea que tienes de no poder guardar mi secreto me ofende, he creído y he puesto toda mi confianza en ti a pesar de que no nos conocíamos todavía en persona, en esos tiempos, me inspirabas mucha confianza, no permitas que por unos cochinos euros nuestra amistad se vaya al pique . Espero no llevarme una mala decepción por tu parte, que no me comprendas ahora, me haría pensar que eres una persona grosera y materialista,no quiero llevarme esta mala impresión de ti. El hecho de no poder ayudarte esta vez no quiere decir que no vaya a hacerlo más tarde, se muy bien la situación en la que encuentras, soy consciente de los tiempos que corren ahora, y sé que no es nada fácil encontrar trabajo de un día para otro; solo que ahora no puedo darte lo que me pides por “las circunstancias” en las que me encuentro. Parte de este dinero no es mio y no puedo darme el lujo de sacarlo cuando me venga en gana.

    Olga y yo ahora mismo estamos algo ocupadas pero eso no quita que no este al pendiente de ti.

    Entiéndeme tu también a mi y ponte en mi lugar.

    No me gustaría que estas palabras afecten nuestra amistad, porque se que tú eres una persona que vale la pena conocer. Sigo teniendo cierto interés por conservar nuestra amistad. pero créeme prefiero ser clara en todo y no andarme con rodeos, hablando se entiende la gente. Como se suele decir hay solución para todos los problemas,excepto la muerte.

    Ten paciencia ¿si?. Yo en cuanto pueda darte algo lo haré sin dudarlo un minuto.

    Mucha suerte y ánimo, el que espera desespera pero tiene su recompensa.


    Un fuerte abrazo. Todo va estar bien.

    ResponderEliminar
  30. Hola Cristina te escribo para decirte que no puedo esperar más. Estoy viviendo una situación muy delicada y si no me das el dinero siento comunicarte que desvelaré tu secreto ante la Federación y ante las autoridades. Esto es un ultimátum si no me das lo que pido hundiré tu carrera y la de tu pupila. Piensa en Olga, ella no tiene la culpa ¿Crees que sería justo acabar con sus sueños e ilusiones solo por no darme lo que te pido? Yo creo que no.

    Te dejo que lo pienses una semana pero no puedo esperar más.

    La situación es fácil darme el dinero o ver como todos tus sueños se desploman, tu elijes

    Un saludo. Toni

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. REVISIÓN ORTOGRÁFICA

      Hola, Cristina. Te escribo para decirte que no puedo esperar más. Estoy viviendo una situación muy delicada, y si no me das el dinero siento comunicarte que desvelaré tu secreto ante la Federación y ante las autoridades. Esto es un ultimátum: si no me das lo que pido hundiré tu carrera y la de tu pupila. Piensa en Olga, ella no tiene la culpa ¿Crees que sería justo acabar con sus sueños e ilusiones solo por no darme lo que te pido? Yo creo que no.

      Te dejo que lo pienses una semana, pero no puedo esperar más.

      La situación es fácil: darme el dinero o ver cómo todos tus sueños se desploman, tú eliges

      Un saludo.

      Toni

      Eliminar
  31. Hola Toni.

    Creo que tus palabras me han pillado algo por sorpresa. ¿Me estás amenazando? Lo primero, decirte y repetirte que no tengo el dinero, que si pudiera y lo tuviera te lo daría como te lo entregué la otra vez, pero es que no lo tengo. Se muy bien por lo que estás pasando, pero yo no puedo ayudarte más, tengo problemas mayores por resolver y el equipo de natación no está preparado al cien por cien. Dentro de unos meses serán las Olimpiadas y necesito que Olga las gane. Supongo que no estarás dispuesto a arruinar la vida de una pequeña de dieciséis años, ¿no es así? Además creo que te estás equivocando conmigo, las cosas no son así, y tú no vas a venir a manipularme ni a echarme las cosas en cara. Todos en esta vida tenemos problemas y hemos sabido resolveros, así que haz tú lo mismo.

    Creo que vas a sacar un lado de mí que no deberías conocer. Las amenazas se pagan caras, y si no sabes con quién estás tratando deberías guardar tu mal humor para tus ex jefes. Puede que tú también tengas que callar muchas cosas, no solo yo.

    Pasa una buena tarde, y replantéate lo que dices.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Hola Cristina.

    Quizá se me fue de las manos el anterior correo. No pretendía amenazarte, no era esa mi intención. Necesito ese dinero de inmediato, quería más bien advertirte de que se tu secreto.

    Claro que no quiero arruinar la carrera de Olga, eso ya lo estás haciendo tú. Una deportista tan joven sometida a tus deseos por alcanzar la gloria, sabes que puedo arruinarte del todo la vida solo con esto,así que piensa muy bien mi siguiente propuesta:

    Como no llegamos a un acuerdo me gustaría volver a verte para hablar en persona y concretar. Si no me puedes dar la suma de dinero que reclamo, lleva la mitad a nuestro encuentro. Si haces lo que te pido todo saldrá bien y esto se quedará entre nosotros.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celia6 de marzo de 2013 22:28

      Hola Toni.

      Realmente simpatizo contigo, he pasado antes por tu situación y te entiendo, pero estas no son formas. Olga no se merece que arruinen su carrera porque tu te enfades conmigo.

      Lo he pensado bien y quizás consiga reunir al menos la mitad. ¿Por qué no nos encontramos en terreno neutral? Si te parece bien, te puedo recoger en Gijón. Es un buen sitio para pasar un par de días. Allí podremos charlar y, qué menos, disfrutar de una cena en condiciones; sé de un sitio donde hacen muy bien el pescado.

      Mira, no quiero que acabemos así. Te tengo mucho aprecio y estoy segura que esta situación se arreglará en cuanto lo hablemos en persona.

      Un saludo

      Cris

      Eliminar
  33. Toni la vio aparecer frente al hotelito que le había recomendado ella misma. Llevaba el pelo recogido y parecía un tanto distraída. Se saludaron con más cortesía que afecto y, para evitar mirarse a los ojos, decidieron coger el coche. Salieron hacia el oeste por la carretera de la costa. Cristina le ofreció acercarse hasta Cudillero, un pueblo de pescadores en el que podían pasear a gusto. Toni aceptó la oferta, y en menos de veinte minutos aparcaban junto al puerto que protege la villa. Como todavía quedaban un par de horas de sol, decidieron dar un paseo por la costa, así que tomaron un sendero que serpenteaba entre los acantilados.

    - Es impresionante, ¿no? –dijo Cristina.

    - Ya te digo –reconoció Toni-. Me recuerda a la Costa Brava.

    - Siempre barriendo para casa. Cómo sois los catalanes –bromeó ella.

    - Es que es verdad, qué quieres que te diga.

    - Pues que te gusta, que me agradeces que te haya citado aquí, yo qué sé…

    - Oye, gracias por haberme citado aquí. Es un sitio precioso –reconoció Toni aceptando el juego.

    - ¡Ya te vale!

    Una vez roto el hielo, se embarcaron en una de esas conversaciones que no tratan de nada y de todo, lo que les permitió entrar en materia sin demasiados tapujos. Cristina reconoció que estaba en sus manos, pero que no era precisamente millonaria. Él asumió en voz alta lo que, por otra parte, era evidente:

    - Supongo que pensarás que soy un miserable –afirmó mientras se desplazaban por un grupo de rocas afiladas-. Y quizá tengas razón, pero hace ya demasiado tiempo que renuncié a casi todos los códigos convencionales; en mi opinión, esto es la selva, y en la selva ya se sabe lo que pasa.

    - Puede que tengas razón –corroboró ella mientras se le acercaba por la espalda-. Una selva un tanto peculiar, pero selva al fin y al cabo –le susurró junto al oído al tiempo que le empujaba con todas sus fuerzas-. Lo digo porque esta selva tiene piedras en lugar de árboles.

    Toni cayó como un saco de huesos por el precipicio. Su cuerpo fue rebotando entre las rocas con una sucesión de golpes secos cuyo ruido amortiguaba el fuerte oleaje de poniente. Finalmente, quedó encajado entre dos paredes casi paralelas. Cristina se desplazó con agilidad entre las grietas y, medio minuto después, llegó junto a él. Todo indicaba que había muerto. Con movimientos rápidos y precisos, le quitó los cordones de las deportivas, los enlazó y ató un extremo de ellos a un pedrusco de considerable tamaño que estaba junto al cuerpo. El otro cabo de la cuerda lo anudó al cuello del cadáver. Tirando de los pies, lo desencajó y lo hizo rodar hasta dejarlo al borde del abismo. Inspeccionó el fondo y, tras comprobar que se hundiría sin mayor dificultad, lo empujó al agua. Efectivamente, el cuerpo cayó a plomo y se sumergió en menos de diez segundos. El oleaje seguía siendo fuerte, demasiado fuerte para esa hora del día.

    ResponderEliminar
  34. Hola Toni;
    Merecieron la pena esos aquellos días por los alrededores de un paraíso como Asturias, ¿verdad? Al fin quedaron solucionadas nuestras discrepancias y pudimos llegar a un acuerdo como personas civilizadas. Además me siento contenta por haberte ayudado porque creo que de verdad mereces la pena y como amigo te tengo mucho cariño y aprecio. Espero que me perdones por no llevarte a probar los platos típicos de la ciudad; las fabes con almejas están de miedo pero no tanto como la crema catalana ¿no? jaja. Eso sí, la sidra no nos faltó, vaya mareo llevaba y todo por tu culpa, no parabas de llenarme el vaso jaja.
    Espero que tú también disfrutaras, y te recuerdo que no tienes que darte prisa en devolverme el dinero, comprendo tu situación y yo siempre estaré dispuesta a ofrecerte mi ayuda cuando lo necesites.

    Un abrazo de tu buena amiga Cristina

    ResponderEliminar
  35. Toni¿?
    Hace ya mas de una semana que no se nada de ti... ¿Hice algo que te molestara? Puede que alguna de mis bromas te fastidiara, si lo hizo te pido perdón no era esa mi intención. No sé, pero la verdad es que el último día que nos vimos en Cudillero te noté algo distante, como preocupado. Puede que sean tonterías mías pero me dio la impresión de que estabas metido en algún tipo de follón del que no sabías como salir. Espero que confíes en mí para contármelo, si es que te pasa algo, y si necesitas alguna otra cosa ya sabes que estaré aquí. ¡Me tienes preocupada hombre!

    Sin embargo, no puedo evitar pensar que ya que has conseguido lo que querías has decidido lavarte las manos. ¿Qué pasa? ¿Es que toda nuestra amistad, nuestra conexión no era mas que una farsa o qué? Espero confundirme y que se trate de otra cosa. He confiado en ti, te he dado lo que querías y ahora desapareces... Bueno, sea lo que sea contéstame anda, no me gustaría que acabásemos así las cosas.
    Un saludo, Cristina.

    ResponderEliminar
  36. Hola Cristina:
    Perdóname por no contestarte he estado enfermo estas semanas. Al parecer tengo alergia a los gatos, según el médico puede que haya contraído la alergia en el viaje a Asturias.

    Me encanto haber compartido contigo esos momentos junto al mar. Fue algo maravilloso ¿no crees? Qué bien que ya hayamos arreglado todo. Yo tengo mi dinero y tú tienes el secreto de Olga a salvo. Menos mal que la quieres mucho si no me hubiera visto obligado a contárselo a las autoridades. Eres una buena chica y espero que Olga gane el campeonato, estoy seguro que lo hará.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Hola Toni;

    Al fin sé algo de tí...me alegra saber que estás bien.

    Sí, la verdad es que me lo pasé muy bien, creo que fue genial. Pues…¿sabes qué? Tengo una buena noticia. El campeonato de Europa está muy cerquita, y va a ser en Barcelona. He pensado que podríamos vernos allí, la verdad es que a Olga le haría mucha ilusión. ¿Qué te parece?

    Un saludo, Cristina

    ResponderEliminar
  38. Hola Cristina.

    ¡Me parece una idea genial!¿La haría mucha ilusión?, estoy deseando poder volver a ver a Olga competir, se la ve una alumna ejemplar, que disfruta haciendo lo que hace, a pesar de que desconoce las cosas tan terribles que haces con ella, te digo esto ya que tenemos mucha confianza jaja.

    ¿Crees que ganará? Yo estoy convencido de ello, viendo la gran entrenadora que tiene.

    Después del campeonato podríamos volver a quedar como ya hemos hecho las otras dos veces, te echo de menos y te querría volver a ver.

    Un saludo, Tony.

    ResponderEliminar
  39. Tras un último correo electrónico enviado desde la cuenta de Toni, quedaron en verse en un puerto de Santander. Cristina sabía que arriesgaba mucho al acudir al encuentro. Fuera quien fuese la persona que escribía, no era Toni, y lo que es peor, esa persona probablemente sospechaba que Toni había muerto. Sin embargo, Cristina sentía una terrible curiosidad por descubrir al impostor, y en caso de que este le acusara de algo, ¿cómo iba a poder probarlo?

    La noche ya envolvía aquel pequeño puerto del cantábrico. Una húmeda brisa se
    mezclada con el olor a pescado y con un frío inusual. Al llegar Cristina, aparcó y dejó morir las luces. No quería llamar la atención. Miró a su alrededor y solo pudo distinguir la espuma al romperse las olas. Esta imagen parecía estremecerla, tanto que quedó inmóvil varios segundos sin apenas pestañear contemplando las gotas que mojaban el suelo. “Esto no me da buena espina” eran las palabras que no paraba de escuchar en su cabeza. Sentía una especie de miedo y al mismo tiempo valor. Quería irse pero no movía ningún músculo. Después de lo ocurrido en Cudillero, nada podría ser peor, o eso pensaba Cristina en aquel momento.

    Decidió bajar del coche, y acercarse más a aquellas olas. Tras varios minutos esperando y mirando la luna se giró al ver una sombra acercándose. No pudo evitar ponerse nerviosa, pero se mordió los labios, apretó los puños, y respiró. La sombra fue poco a poco haciéndose más nítida y unos metros antes del cara a cara le tranquilizo descubrir que se trataba de una mujer. Vestía un abrigo verde oscuro que le resultaba algo familiar, pero al quitarse la capucha y descubrir el rostro de su alumna estrella recordó por qué le sonaba el abrigo.

    -¿Olga? ¿Qu…qué significa esto?

    -¿Qué qué significa? Dime, profe, ¿a quién esperabas? ¿A Toni? Ah no, perdón, tú ya sabes perfectamente que eso sería imposible, ¿verdad?

    -No entiendo nada, ¿qué quieres decir?

    -En realidad, sabes perfectamente lo que quiero decir, Cris. Puede que tu sorpresa haya anulado tus sentidos, pero tranquila, yo te explicaré lo que está pasando – Olga sacó de su bolsillo una cajetilla de Fortuna y se encendió un cigarro.

    -¿Desde cuándo fumas? Deja eso anda ¿qué está pasando?

    -No me toques, Cristina, no te pienses que voy a seguir siendo tu pequeña alumna a la que poder manipular. Las cosas han cambiado desde hace mucho aunque no te hayas dado cuenta. Pero de eso se trataba.


    ROCÍO G.

    Continúa...

    ResponderEliminar

  40. -A ver, por el amor de dios, ¡Olga! ¿Puedes explicarme de qué diantres hablas?

    -Claro que puedo, pero quería ver si eras capaz de descubrirlo tú sola con tu brillante cabecita, profe –dijo en tono burlesco-. Pero bueno, seré misericordiosa. Lo que pasa es que te has metido con la persona inadecuada -decía al mismo tiempo que daba calada tras calada- ¿Cuándo pensabas contarme que me estabas dopando? Dime. Ah no, espera un momento, ya sé la respuesta: Nunca. Llevas años suministrándome narcóticos en mis bebidas energéticas sin que yo sepa nada, poniendo en riesgo mi salud y mi futuro. ¿Hasta dónde querías llegar?

    -Bueno, Olga, verás yo solo intentaba hacerte triunfar. Sé que no son maneras per… -Olga la interrumpió.

    -No, no, espera, todavía no he llegado a lo mejor. Además de esto no pudiste con la envidia, ¿no es así?

    -¿Envidia? No comprendo.

    -Sí, desde aquel día en que conocí a Toni, viste cómo me miraba. A ti nunca te miró así ¿no es cierto? Eso te hizo arder por dentro, ver que no solo te he superado deportivamente, sino que además conseguí al hombre de tus sueños.

    -¿Hombre de mis sueños? Pero Olga, por favor, si apenas le conocía. Estas diciendo locuras. Además, unas miraditas no significan nada, tal vez en tu mundo de adolescente, pero no en el real.

    -Yo viviré en mi mundo adolescente, pero tú no eres más que una amargada frustrada por no haber podido conseguir tu sueño: ser como yo. Debe de ser horrible sentirse así, hasta el punto de acabar con la vida de alguien.

    -Ahí ya sí que me he perdido del todo… Venga, cuéntame otra fantástica historia, te escucho.

    -¡Venga, Cristina! Le has matado y lo sabes.

    -¿A quién?

    -No te hagas la tonta. Tengo pruebas, ¿sabes?

    -Me muero por escucharlas.

    -Olvidaste que aquel día de la competición, Toni llamó a mi teléfono para poder encontrarlo. Su número quedó guardado en mi agenda y el mío en la suya. Unos días después de aquello Toni me llamó. Pensarás que soy una simple niña, pero lo cierto es que soy una mujer, y Toni me vio como tal.

    -¿Insinúas que tuvisteis relaciones?

    -Obvio. Si contigo no las tuvo fue porque no le atraías en absoluto, él mismo me lo dijo.

    -Tampoco pretendía atraerle, la verdad. No te reconozco, Olga, de verdad que no.

    -Yo tampoco te creí capaz de matar a alguien, y mira tú por dónde…

    -No sé de qué hablas…

    -Lo cierto es que esa vez no fue la única que nos vimos y hablamos. Hubo unas cuantas más, ¿sabes? Las suficientes para que me contara lo que hacías conmigo. Y aquel día quedó contigo y no volvió. Tú acabaste con mi vida matando a Toni; yo acabaré con la tuya.

    -Espera, espera, por dios ¿No hablarás en serio, Olga?

    - Muy en serio, Cris. Me temo que, una vez más, el alumno supera al profesor.

    ROCÍO G.

    Fin

    ResponderEliminar